# Institucional, Proyecto Educativo Institucional (PEI)

PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL

Educar es el fundamento basal de transformaciones políticas, económicas, culturales y sociales que el país necesita y merece. La justicia social no depende exclusivamente de la educación, pero difícilmente haya mayor justicia social sin el aporte de la educación.

En este contexto corresponderá, entonces, rehacer la Educación Secundaria, a partir del replanteo de sus funciones básicas, con el fin de contribuir al desarrollo de todas las dimensiones de la persona, habilitando a todos los estudiantes para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el trabajo y la continuación de los estudios. Es decir, que le corresponde hoy a la Escuela Secundaria brindar un servicio educativo integral, de calidad, que haga al adolescente y al joven capaces de transformar la realidad y que, al formarlos para la construcción de su proyecto de vida como ciudadanos, contribuya al desarrollo de la comunidad.

Nuestra presencia en el campo de la enseñanza superior por más de dieciséis años a través del IDES Río Tercero nos proporciona un contexto idóneo para proponer una educación de excelencia. Nos proponemos metas elevadas de estudio, contribuimos al progreso social y cultural y ofrecemos una adecuada preparación profesional y personal, para futuros líderes.

El Instituto Marcelino Champagnat, es una Institución educativa adscripta al sistema oficial de enseñanza, laico, de gestión privada, sin aportes del estado, con la especialidad en lenguas, que la Fundación Universitaria Río Tercero ofrece a la sociedad, como parte de sus objetivos fundacionales, de fomento a la educación y la cultura, donde promovemos la formación integral de los alumnos como personas autónomas, creativas, reflexivas e integradas a la comunidad.

Nuestro estilo educativo se fundamenta en una visión integral de la persona de la persona como un ser único e irrepetible, integrada en todas sus dimensiones, con capacidad de autonomía y de realizar opciones libres y responsables, abierta a la relación con los demás, con capacidad de reconocer críticamente la realidad y comprometerse con su transformación.

Revalorizamos el conocimiento como herramienta fundamental para entender la realidad en la que se vive, a fin de poder identificar las grandes tendencias que se van imponiendo en la sociedad. Una realidad cada vez más compleja, globalizada y diferenciada a la vez, requiere ciudadanos con una visión amplia, crítica, participativa, tolerante y solidaria. Concebimos la educación como un proceso de construcción histórico-cultural, que a través de la transmisión, consolidación, creación y recreación de la cultura ayuda a la persona a desarrollar todas sus potencialidades para integrarse en la vida social de un modo participativo y responsable.

Por lo que proponemos una educación de excelencia, que busca conscientemente comunicar valores, desarrollando en los alumnos la capacidad de superación para incrementar su saber, mejorar su ser y aprender a hacer.

El Proyecto Educativo del Instituto Marcelino Champagnat se constituye en una propuesta generadora de una nueva escuela, capaz de superar las costumbres, la cotidianeidad, las leyes de consumo, la emergencia donde prima la individualidad por sobre la comunidad, la superficialidad y la ausencia de compromiso por el Otro que se cristaliza en la ausencia del valor de la palabra, la falta de coherencia entre el decir y el hacer.

Nuestros tiempos exigen crear un espacio donde se respete el deseo de aprender y donde se generen intercambios entre las reflexiones y quehaceres que conforman el acto educativo, donde se genere una atmósfera cálida y creativa y se entienda el proceso de enseñanza-aprendizaje conciliando la teoría y la práctica, basándose en la premisa que ¨una sólida formación puede elevar la calidad de vida de las personas, tanto en lo social, como en lo individual¨.

Construir y divulgar conocimiento y valores constituyen nuestra meta como Escuela que aprende.

MISIÓN

Construir una comunidad de enseñanza y aprendizaje comprometida con el desarrollo de la cultura a través de:

  • El respeto y apreciación del CONOCIMIENTO como herramienta de transformación.
  • Una visión verdaderamente integral de la educación, que busca conscientemente comunicar y divulgar VALORES.
  • Desarrollar en nuestros alumnos el gusto por EL TRABAJO, EL ESFUERZO, LA SATISFACCIÓN DEL DEBER CUMPLIDO, EL ESPÍRITU DE SUPERACIÓN PERSONAL.

VISIÓN

Una escuela que educa para la libertad, poniendo énfasis en el trabajo en equipo, la responsabilidad y la solidaridad.

NUESTRA PROPUESTA EDUCATIVA FUNDAMENTA SU FORMACIÓN INTEGRAL A TRAVÉS DEL DESARROLLO DE COMPETENCIAS:

    EL SABER

    • Sustentado en una visión del conocimiento como proceso de construcción socio-histórico y cultural.
    • Basados en el conocimiento intentamos desarrollar la conciencia crítica de los jóvenes hacia los valores de su mundo y de su cultura.
    • A través de métodos de enseñanza que favorecen la participación activa, en lugar del aprendizaje mecánico. Fomentamos la expresión personal de los alumnos mediante proyectos culturales, literarios, artísticos, científicos, técnicos y comerciales.

    EL DESARROLLO DEL SER

    • El Desarrollo del Ser sustentado en una concepción de ciudadano reflexivo, consciente y capaz de generar una lectura crítica de su entorno. A través de una pedagogía del esfuerzo, tratamos de que los jóvenes adquieran un carácter y una voluntad firmes, una conciencia moral equilibrada y valores sólidos en los que se fundamente su vida.
    • Buscamos espacios para la convivencia y promovemos proyectos solidarios comunes entre jóvenes de diferentes clases sociales, culturas y estilos de vida. Intentamos desarrollar así su apertura hacia otros e iniciarles en el hábito de compartir su tiempo, su talento y sus capacidades al servicio de los demás.
    • Trabajamos a favor de la participación y creatividad en el proceso de aprendizaje, ayudamos a los alumnos a tener confianza en sí mismo. Intentamos no solo desarrollar conocimiento a través de cada una de las curriculas específicas, sino también enseñarles a aprender a trabajar en equipo, a comunicarse, y a aceptar responsabilidades.
    • A través de programas sociales ayudamos a los jóvenes a conseguir destreza y aptitudes que necesitan para integrarse mejor en la sociedad. De esta manera los educamos en aspectos de libertad personal, en el grado de dependencia que pueden tener de los compañeros y la necesidad de asumir sus propias responsabilidades en la vida.

    LA FORMACIÓN

    • La Formación de jóvenes protagonistas que lideren procesos de transformación sociocultural. A la luz de nuestro proyecto y siguiendo las corrientes educativas y pedagógicas afianzadas a través del IDES Río Tercero, determinamos programas educativos, contenidos curriculares y métodos de enseñanza. Intentamos satisfacer las aspiraciones de los alumnos y las expectativas de los padres en lo que se refiere a la elección de estudios, las posibilidades universitarias y la cualificación profesional.
    • Concedemos especial importancia a la formación de nuestros alumnos para el uso de los medios modernos de comunicación social. Al mismo tiempo que tratamos de formarles para que participen plenamente en la sociedad actual, procuramos igualmente que sean conscientes del grado de influencia que ejercen los medios, para bien y para mal.

    EL RESPETO

    • Sabemos que los alumnos no son iguales en sus capacidades personales ni en sus circunstancias particulares, familiares, religiosas o económicas. Respetamos tal diversidad al desarrollar nuestro proyecto y prácticas pedagógicas, así como la forma de evaluar su progreso académico y sus actitudes.
    • Orientamos a los jóvenes para que adopten la sencillez como valor para sus propias vidas, animándoles a ser ellos mismos en cada situación, a ser abiertos y sinceros y fuertes en sus convicciones.
    • Nuestra Institución está abierta a todos los estudiantes cualquiera sea su creencia, siempre que sus familias acepten nuestro proyecto educativo. Respetamos su libertad personal y ofrecemos a todos una formación profesional y ética.
    • En una sociedad que predomina el consumismo y el exceso, elegimos enseñar a la juventud a descubrir la dignidad del trabajo. Bregamos para que los jóvenes encuentren en el el trabajo un poderoso medio de realización personal que da significado a la vida y que contribuye al bienestar económico, social y cultural de nuestra sociedad.
    • Por lo que se refiere a la disciplina, nuestra Institución se orienta a crear un ambiente de serenidad y orden en el que los alumnos puedan estudiar y aprender y en el que podamos prevenir los problemas antes de que ocurran.

LA COMUNIDAD EDUCATIVA

La institución escolar ha sido creada para una función específica: la de transmitir a las nuevas generaciones los saberes socialmente producidos, aquellos que son considerados en un momento histórico determinado como válidos y relevantes. La escuela es demandada como socializadora, formadora de sujetos capaces de ser reconocidos como miembros de una sociedad y una cultura, con actitudes y disposiciones que aseguren su integración comprometida a la sociedad en su conjunto.

EN NUESTRA ACCIÓN EDUCATIVA PROCURAMOS:

  • Acoger a todas las personas (padres, profesores, alumnos, personal administrativo, etc.) de la misma manera, sin exceso de cortesía para los unos, ni falta de consideración para los otros.
  • Velar para que las relaciones entre los alumnos sean tolerantes, sencillas y sin exclusiones.
  • Respetar y confiar en el alumno. El alumno debe sentirse valorado más allá de sus fracasos o éxitos.
  • Considerar a los alumnos como los actores centrales en el sistema enseñanza aprendizaje. El primer derecho de los estudiantes es que sus docentes crean en sus posibilidades de cambio y crecimiento.
  • Crear un clima de convivencia basado en el diálogo, la comprensión, la tolerancia y el respeto a los derechos de todos y cada uno.
  • Que todos se sientan valorados y apreciados, sea cual sea su posición académica, laboral o social.
  • Enfatizar el trabajo con los alumnos con mayores dificultades para el aprendizaje. Abordar las explicaciones para que sean entendidas por todos sin afán de lucimiento.
  • Aceptar al alumno tal como es, y no como nosotros quisiéramos que fuera.
  • Que haya un espíritu de responsabilidad compartida y autonomía responsable.
  • Desarrollar en nuestros alumnos el gusto por el trabajo bien hecho, la satisfacción del deber cumplido, el espíritu de superación personal.
  • Enseñar a los jóvenes las actitudes ecológicas de respeto, disfrute y cuidado por la naturaleza y sus recursos.

PERFIL DEL DOCENTE

Renovar la enseñanza en la escuela secundaria supone un esfuerzo colectivo sustentado en convicciones compartidas. Es necesario que todos los docentes participen en el análisis, debate y enriquecimiento de los fundamentos de la propuesta de nuestra Institución y aporten a su concreción con compromiso y expectativas favorables.

En muchas ocasiones, los adultos no comprenden los cambios en el mundo de los jóvenes y generan miradas o situaciones que los marginan, suponiendo sentidos deficitarios que resultan de la comparación con los jóvenes de otros tiempos. La dificultad de esa mirada es que no permite ver qué están haciendo los jóvenes de hoy, qué piensan, qué sienten, cuáles son sus prácticas, con qué experiencia cuentan y qué están imaginando para este mundo.

Desde esta perspectiva, enseñar supondrá atender las inquietudes presentes y generar nuevas; promover situaciones en las que los estudiantes puedan pensarse a sí mismos y proyectarse al futuro, generando oportunidades de enriquecer - al mismo tiempo – la sensibilidad y el pensamiento; hacer lugar a la voluntad y a la expectativa de cambio, de modo que les sea posible problematizar los límites que impone el grupo de referencia para abrirse a lo deseable y lo posible.

En el Instituto Marcelino Champagnat todos compartimos un interés común por el éxito de nuestro trabajo y nos sentimos corresponsables con los que están en puestos de responsabilidad para planificar, animar y evaluar nuestra labor. Los que ejercen tareas directivas adoptan un enfoque organizativo que refleja nuestros valores, fomenta esa corresponsabilidad distribuyendo el trabajo y estableciendo estructuras para coordinar nuestros esfuerzos y asegurar una amplia participación en la toma de decisiones.

El Proyecto Educativo del Instituto Marcelino Champagnat se constituye en una propuesta de intervención, que estimula la innovación y la creatividad pedagógica, y se basa en la premisa que: UNA SÓLIDA FORMACIÓN PUEDE ELEVAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS, TANTO EN LO SOCIAL, COMO EN LO PERSONAL¨ por lo que las premisas para que esto ocurra se pueden sintetizar en lo siguiente:

  • El amor al trabajo exige una preparación cuidadosa de nuestras clases y actividades educativas, corrección de las tareas y de los proyectos de los alumnos, planificación y evaluación de nuestros programas, y apoyo complementario para aquellos que presenten cualquier tipo de dificultad. Ello supone iniciativa y decisión para encontrar respuestas creativas a las necesidades de los jóvenes.
  • Los docentes deberán animar a los jóvenes a esforzarse para ser siempre mejores. Ellos han de ver que confiamos en su capacidad para avanzar y alcanzar metas. Al llevar adelante la planificación educativa prestando especial atención a los alumnos más débiles y vulnerables, trataremos de crear situaciones de aprendizaje donde todos y cada uno puedan crecer y sentirse seguros personalmente.
  • Tener orden y puntualidad en nuestro accionar y enseñar a los alumnos a tener orden y puntualidad en las suyas.
  • Actualizar los conocimientos y la metodología de las asignaturas que impartimos.
  • Que sea observador y detallista de los procesos de aprendizaje de sus alumnos.
  • Que sea competente en el área de comunicación digital y permanentemente abierto al perfeccionamiento, la reflexión y la acción.
  • Adaptar los conocimientos y la metodología a las necesidades educativas de los alumnos, utilizando técnicas variadas: actividades en la pizarra, esquemas claros, medios audiovisuales, informáticos, etc.
  • Corregir puntualmente el trabajo de los alumnos.
  • Valorar el trabajo de los alumnos con criterio objetivo y promover y desarrollar el trabajo en equipo.
  • Con conocimiento profundo de su disciplina, en colaboración con propuestas interdisciplinarias desarrolladas desde los proyectos institucionales.
  • Capaz de ofrecer a sus alumnos oportunidades de aprendizaje apoyados en las TICS.
  • Ser ejemplo por nuestra dedicación y cumplimento del deber.

PERFIL DEL ALUMNO

El alumno es el principal y más importante protagonista del porqué existe la Institución Educativa; es a quien va dirigida el esfuerzo de la enseñanza; este sujeto de aprendizaje pertenece a una familia que desenvuelve sus actividades en un contexto y participa de una cultura, con sus saberes, creencias y valores propios.

Los valores adquiridos por los jóvenes dependerán directamente del clima emocional; del estilo educacional y de la interacción de los miembros de su familia.

El Instituto Marcelino Champagnat aspira a formar un joven capaz de:

  • Identificarse con la propuesta escolar del Instituto Marcelino Champagnat, fortaleciendo el sentido de pertenencia a esta Institución.
  • Desarrollar en nuestros alumnos el gusto por el trabajo bien hecho, la satisfacción del deber cumplido, el espíritu de superación personal.
  • Disfrutar de las prácticas deportivas, reconociéndose a sí mismo y a los demás, dentro de un marco social donde las prácticas y la transmisión de los valores son fundamentales en nuestra comunidad educativa.
  • Aprovechar el tiempo y usar bien el talento y la iniciativa personal.
  • Ser constante y perseverante en el trabajo de cada día.
  • Tener iniciativa y decisión para encontrar respuestas creativas a las necesidades.

DESTINATARIOS

El Bachiller de nivel medio con Orientación en Humanidades con Especialización en Idiomas se inscribe en una perspectiva plurilingüe e intercultural, con una firme identidad en los deportes en particular.

De esta manera, se propiciará que los alumnos que hoy se están formando conozcan modos de vida y organizaciones sociales diferentes a las nuestras, desarrollen empatía, diversifiquen sus canales de información y entablen relaciones caracterizadas por la tolerancia social y cultural en un mundo en que la comunicación internacional está cada vez más presente.

Es intención del Instituto Marcelino Champagnat satisfacer las aspiraciones de crecimiento intelectual de los alumnos y las expectativas de sus padres en lo que se refiere a la elección de estudios, la posibilidad de la continuidad de estudios superiores, y la cualificación profesional.

Somos consiente que todos los alumnos no son iguales en sus capacidades personales ni en sus circunstancias personales, familiares, religiosas o económicas. Respetamos tal diversidad al desarrollo de nuestro proyecto y prácticas pedagógicas, así como en la forma de evaluar sus progresos académicos y sus actitudes.

Nuestra Institución estará abierta a todos los estudiantes cualquiera que sea su creencia, siempre que sus familias acepten nuestro proyecto educativo. Respetamos su libertad personal y ofrecemos a todos una formación moral y ética, tratando de dar respuesta a sus interrogantes acerca del sentido de la vida, de la responsabilidad y los valores trascendentes, fomentando su conciencia social y política y los incentivaremos para a participar en organizaciones y grupos que se esfuerzan por cambiar la sociedad.

Las exigencias del mundo actual, con la consabida revolución en las comunicaciones y el consecuente advenimiento de la globalización, ponen especial énfasis en la importancia de la adquisición de las lenguas extranjeras como instrumentos indispensables de acceso al universo de la información, en un marco plurilingüe.

RASGOS IDENTITARIOS

El mundo en que vivimos se enfrenta a nuevos desafíos: la interdependencia mundial, la vida en el contexto de una sociedad pluralista, la incorporación de nuevas tecnologías. Estos cambios abren nuevos horizontes y a pesar de las ambigüedades que pueden encerrar, nos ofrecen nuevas posibilidades. Algunas tendencias actuales son una amenaza para la maduración personal de los Jóvenes, por ejemplo el ritmo acelerado de los cambios, la cultura del individualismo y el consumismo, la inseguridad en la familia y en la perspectiva de trabajo. Consiente de los momentos en que vivimos es que el Instituto Marcelino Champagnat trabajará desde lo personal en las siguientes premisas:

  • Acompañar a los adolescentes en su proceso de identificación y equilibrio personal, en la aceptación de sus capacidades y limitaciones, y en su nueva manera de relacionarse con los demás, con sus amigos y familiares.
  • Orientación a los jóvenes para que adopten la sencillez como un valor para sus propias vidas, animándoles a ser ellos mismos en cada situación, a ser abiertos, sinceros, y fuertes en sus convicciones; intentando desarrollar la conciencia crítica de los mismos hacia el valor del trabajo, que es un poderoso medio de realización personal que da significado a la vida y que contribuye al bienestar económico, social y cultural de nuestra sociedad.
  • A través de la pedagogía del esfuerzo, trataremos que los jóvenes adquieran un carácter y una voluntad firme, una conciencia moral equilibrada y valores sólidos en los que se fundamente su vida.
  • Educarlos para que sean agentes de cambio social, y trabajen a favor de una mayor justicia para todos los ciudadanos, y para que tomen conciencia de la independencia de las naciones.
  • Buscaremos espacios para la convivencia y promoveremos proyectos solidarios comunes entre jóvenes de diferentes clases sociales, culturales y estilo de vida. Intentaremos desarrollar así su apertura hacia los otros e iniciarles en el hábito de compartir su tiempo, su talento y sus capacidades al servicio de los demás.
  • En cuanto a lo académico el Instituto Marcelino Champagnat se compromete a formar a los estudiantes como ciudadanos sujetos de la práctica del lenguaje. La orientación elegida nos aproxima a vivificar nuestro ideal identitario y promover nuestro perfil de egresados desde el más amplio manejo de la palabra, porque el manejo de la palabra significa transformar el mundo.

El aprendizaje de las mismas ayuda a reflexionar sobre los procesos que genera la propia lengua; abre el espíritu hacia otras culturas y hacia la comprensión de los otros, y brinda una cosmovisión más amplia del mundo en su diversidad.

Asimismo “en nuestra sociedad contemporánea”, inserta en un mundo donde las nuevas tecnologías son el instrumento que facilita la comunicación fluida entre las personas de modo no presencial y el acceso al conocimiento sin límites, las lenguas-culturas asumen un rol preponderante como el medio que permite que se establezcan dichas interacciones.

“Considerando el papel que las lenguas-culturas vienen asumiendo en este contexto de intercambios vertiginosos, se torna necesario abordarlas desde una perspectiva integradora para desarrollar todas las dimensiones de la persona, para su inclusión en una sociedad en permanente cambio.” (Documento del Ministerio de Educación de la Nación).

La capacidad de apropiarse de códigos lingüísticos propicia construcciones mentales más diversificadas, un pensamiento más flexible, suscita un mayor desarrollo de las capacidades intelectuales superiores y una mejor aplicación del propio código lingüístico. “También favorece las prácticas sociales e interpersonales, genera espacios para el debate y la discusión, fomenta la creatividad y pensamiento crítico, y potencia aún más la capacidad de expresión oral y escrita, tanto en la lengua cultura aprendida como en la lengua materna…” (Documento del Ministerio de educación de la Nación).

Las competencias lingüísticas y culturales respecto a cada lengua se modifican mediante el conocimiento de la otra lengua y contribuyen a crear conciencia, destreza y capacidad intercultural. Permiten que el alumno desarrolle una personalidad más rica y compleja, mejore la capacidad de aprendizaje posterior de otras lenguas y facilita la apertura a nuevas experiencias culturales.

La importancia de la enseñanza del portugués en nuestro país se sustenta no sólo en la proximidad geográfica entre la República Argentina y la República Federativa del Brasil sino también en los aspectos históricos, sociales y culturales que comparten ambos pueblos.

En la última década, los dos países han realizado importantes esfuerzos para consolidar la progresiva integración regional, favorecida por varios factores. Cabe destacar, en primer lugar, la entrada en vigencia del Mercado Común del Sur, Mercosur, acuerdo que tiene como lenguas oficiales al portugués y al español, generó un marcado incremento en la demanda del estudio del portugués como lengua extranjera en la Argentina. A partir de ese momento, el acceso al conocimiento de la lengua portuguesa por parte de nuestros ciudadanos hispanohablantes se torna esencial para agilizar las interacciones político-económicas y facilitar los procesos de construcción de la integración regional. Esta interacción será genuina y duradera si se basa en el conocimiento recíproco de las culturas argentina y brasileña.

De igual modo, resulta imprescindible aprender el idioma inglés. La cultura anglosajona ha sido cuna de importantes movimientos filosóficos, artísticos, sociales y económicos que dieron marco al nacimiento del mundo moderno. Se emplea en todas las áreas del conocimiento y desarrollo humano. Por consenso mundial, el inglés ha sido elegido como el idioma de la comunicación internacional. Es, de hecho, la lengua de la tecnología y la diplomacia en un mundo global en el que las relaciones entre países son cada vez de mayor importancia.

Tal como ha sido abordado, la orientación en Idiomas desde la formación intercultural y plurilingüe no sólo abre proyecciones a otros campos de conocimiento, sino también sustenta valores, promociona talentos, talla personalidades, genera creaciones genuinas y extiende la concepción de la ciudadanía al mundo.

OBJETIVOS INSTITUCIONALES EN TERMINOS DE APRENDIZAJE

La Fundación Universitaria Río Tercero, entidad que administra al IDES Río Tercero, Institución de nivel superior no universitario, con convenio de articulación con varias Universidades tanto públicas como privadas, tiene como objetivo trasladar la implementación del sistema de calidad ISO 9001-2008 que el IDES Río Tercero viene recertificando desde el año 2006.

La implementación de este sistema de comprobados beneficios en el IDES Río Tercero es trasladado al IMC lo cual genera beneficios en cuanto a la superación de los niveles de eficacia definidos para los objetivos de calidad derivados de la misión del Instituto.

Son objetivo de esta implementación, la planificación estratégica, la mejora de la gestión de la comunicación, la implementación de planes de mejora para el cumplimiento de los requisitos de los alumnos, el aseguramiento de la actualización de las normativas legales y reglamentarias y fundamentalmente en la incorporación de los criterios de evaluación objetiva de la actividad del servicio educativo conforme a requisitos establecidos.

Para llevar adelante los objetivos Institucionales hacia el mejoramiento de los aprendizajes se realiza el siguiente monitoreo de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

  • Examinar con detención los resultados de los procesos de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes, así como también los datos que muestren el nivel de logro de los estudiantes en relación a las mediciones estandarizadas.
  • Del análisis de la información obtenida a partir de la aplicación de los mapas de proceso del Instituto Marcelino Champagnat ayudará a caracterizar con más precisión el estado de los aprendizajes de cada uno de los espacios curriculares abordados.Una vez analizada la información, precisar un desafío respecto del cual resulte relevante intencionar cambios y/o mejoramientos.
  • Estos cambios y/o mejoramientos una vez definidos se deberán llevar a la práctica a través de la gestión de los docentes, directivos y técnicos-pedagógicos a partir de las áreas de proceso del Modelo de Calidad del Instituto Marcelino Champagnat.

Por lo anteriormente mencionado el Instituto Marcelino Champagnat propone renovar el abordaje de la enseñanza partiendo de la premisa que supone un esfuerzo colectivo sustentado en convicciones compartidas. Es necesario que todos los agentes involucrados en el ámbito educativo (Directivos, Docentes, no docentes), participen en el análisis, debate y enriquecimiento de los fundamentos de la propuesta y aporten a su concreción con compromiso y expectativas de éxito.

El modelo pedagógico y organizacional del Instituto Marcelino Champagnat es considerado como un catalizador de la realidad en condiciones de activar y transformar la vida de los alumnos. Para ello se trabaja en las siguientes direcciones:

  • La autoevaluación Institucional en general y en particular sobre la enseñanza que requiere un análisis supuesto sobre los éxitos o fracasos de los estudiantes.
  • El estilo educativo se fundamenta en una visión verdaderamente integral de la educación, que busca conscientemente comunicar valores.
  • Utilizar métodos de enseñanza que favorezcan la participación activa, en lugar del aprendizaje mecánico. Al favorecer la participación y creatividad en el proceso de aprendizaje, ayudaremos a los estudiantes a tener confianza en sí mismos.
  • Considerar a los estudiantes como los actores centrales en el sistema enseñanza-aprendizaje. El primer derecho de los estudiantes es que sus docentes crean en sus posibilidades de cambio y de aprendizaje; estando estos al servicio de los alumnos para que puedan alcanzar con éxito los logros propuestos.
  • Redefinir el concepto de jóvenes/estudiantes, contemplando sus diversas situaciones vitales. Proporcionar una educación del cuerpo, la mente y el corazón, adecuada a la edad, talento personal, necesidades y contexto.
  • Generar propuestas y alternativas que favorezcan trayectorias curriculares, con igualdad y calidad de aprendizaje.
  • Concedemos especial importancia a la formación de nuestros alumnos para el uso de los medios modernos de comunicación social, tales como la prensa, la televisión, el cine y la tecnología informática.
  • Considerar a los docentes como actores esenciales que, con base a sus saberes y experiencia y en colaboración con los demás actores involucrados, que son quienes conocen y reconocen las particularidades y los problemas de cada contexto, sean ellos quienes deban generar las propuestas para el crecimiento y fortalecimiento de los estudiantes.
  • Los directivos adoptan un enfoque organizativo para que reine un espíritu de responsabilidad compartida y, al mismo tiempo, de autonomía responsable por parte de todas las personas implicadas en el proceso educativo.
  • Resituar a nuestros estudiantes en un ámbito productivo y de cohesión social, que inicie a los adolescentes y jóvenes en la cultura del esfuerzo y del trabajo, con miras a la proyección de un horizonte a futuro.
  • Crear un ambiente de serenidad y orden en que los alumnos puedan desarrollarse pudiendo estudiar y aprender y en el que podamos prevenir los problemas antes de que ocurran.

Alcanzar con éxito los procesos de enseñanza aprendizaje es una política del Instituto Marcelino Champagnat, esto significa poner el centro en el cuidado de los estudiantes, poniendo a su disposición lo mejor que la Institución puede dar, creando condiciones para que los estudiantes alcancen sus logros académicos, esperar lo mejor de ellos, encauzar y trabajar sobre aquello que aún no han logrado consolidar como aprendizaje.

Nuestra propuesta Institucional de la enseñanza estará centrada en lograr con éxito el aprendizaje de los contenidos curriculares a través de una autoevaluación permanente sobre los éxitos y fracasos escolares, la concepción de estudiante y de docente que sostienen las prácticas evaluativas más habituales. La planificación de la enseñanza supone un proceso abierto a las necesidades del entorno y, fundamentalmente, de su desarrollo, con objetivos, propósitos y metas a mediano y largo plazo, cuyo contenido y alcance merecen ser evaluados de manera permanente.

En función del cumplimiento de la Misión Institucional, el Instituto Marcelino Champagnat, se propone brindar a los alumnos oportunidades para el desarrollo de la capacidad de futuro, para la formación de valores y para la adquisición de conocimientos a través de las siguientes acciones:

SALIDAS EDUCATIVAS

La Escuela debe tener como fin la necesidad de ofrecer a cada joven los instrumentos necesarios para el desarrollo máximo de sus capacidades. Desde esta perspectiva es desde la cual el Instituto Marcelino Champagnat nos planteamos la obligación de diseñar nuestros objetivos pedagógicos y, en función de ellos, la mayor variedad de actividades que proporcionen el desarrollo integral del sujeto.

Las salidas o viajes tienen un específico valor educativo, didáctico y social. Son actividades escolares; por lo tanto, deberán estar relacionadas claramente con los objetivos institucionales.

Salir, viajar implica recorrer, conocer y explorar, abrirse ante la novedad de otras regiones, contactarse con la naturaleza, con otras personas, con otros modos de vida y emocionarse. Además, cuando el viaje se hace con la escuela esta experiencia educativa se convierte en una oportunidad, tanto para estudiantes como para docentes, de aprender a convivir con otros, cumplir roles diferente y revitalizar las relaciones desde una perspectiva distinta.

En el marco del desarrollo regular de cada asignatura proponemos la realización de salidas educativas como actividades didácticas, capaces de enriquecer el proceso de enseñanza aprendizaje. De manera general podemos decir que las salidas educativas proporcionan experiencias de aprendizajes especiales y oportunidades diferentes a las que se ofrecen en el aula, ya que propician la posibilidad de profundizar conocimientos previos y saberes teóricos.

Las salidas educativas al entorno poseen un papel de gran importancia como recurso en la educación, y está dentro de nuestras prioridades inserto en nuestro proyecto institucional por los siguientes motivos:

  • Por su papel motivador: se deberán presentar salidas fuera del aula que atraigan el interés de los alumnos, conecten con sus necesidades para que se dé un aprendizaje significativo.
  • Por colaborar en el aprendizaje constructivo: la enseñanza implica la construcción activa del significado por parte del que aprende.
  • Por aplicar una metodología activa: los docentes deben desarrollar formas de trabajar que animen y motiven a los estudiantes, tanto individualmente como colectivamente, a ser activos en el proceso de aprendizaje.

Por todo ello, las salidas educativas y el contacto directo con el entorno se convierten en recursos básico y primordial para el desarrollo de nuestro proyecto institucional, y para que la enseñanza / aprendizaje sea la adecuada es necesaria una buena organización de las actividades, no sólo las que se desarrollan dentro del aula sino muy especialmente las que transcurren fuera de ellas.

PROGRAMAS DE INTERCAMBIO CULTURAL

El Instituto Marcelino Champagnat tiene como meta la incorporación de intercambios culturales en un país cuya lengua sea el idioma extranjero estudiado, esta acción no sólo promueve y desarrolla sus conocimientos lingüísticos, sino que sirve además para que se sumerjan en otra cultura.

Mediante estos programas los participantes tienen acceso a conocer diferentes culturas, nuevos valores, convivir, intercambiar y aprender a relacionarse con una nueva realidad, que es la base para el acercamiento entre los pueblos. Al mismo tiempo al estar inmerso en la cultura a través de la convivencia permanente logrará una alta competencia en cuanto a lo fluidez del idioma. Vivir con nativos de la lengua y estar rodeado del nuevo idioma le permitirá avanzar al estudiante en un ciento por ciento en el objetivo de dominar el idioma extranjero y comprender su cultura.

EDUCACIÓN FÍSICA

El Instituto Marcelino Champagnat desarrolla una serie de actividades curriculares y extracurriculares en las que la educación física y el deporte son protagonistas. Estas actividades no se orientan sólo a los alumnos con aptitudes deportivas destacadas, sino que involucrarán a todo el alumnado. El objetivo es hacer del deporte un medio educativo y no hacer de la competencia y el éxito un fin en sí mismo, priorizando el proceso y no el resultado.

La educación física y el deporte es el medio encargado de reducir el déficit motriz de nuestros jóvenes a la vez de ser el motivador principal que incrementa el movimiento en el cual racionalmente liberamos la evolución del cuerpo humano. El deporte es y seguirá siendo el encargado de dominar la educación motriz, el cual podrá ser desarrollado a través de una forma preventiva y formativa.

Estos espacios curriculares intentarán incorpora a los estudiantes en un proceso de participación para la construcción del deporte en sentido colaborativo, de inclusión y disfrute. La apropiación de prácticas deportivas diversas y la comprensión de sus elementos constitutivos, será propuesta desde estrategias que favorezcan una participación caracterizada por la equidad, la interacción entre los géneros y la atención a la diversidad.

Son objetivo de estos espacios curriculares y extracurriculares lo siguiente:

  • Participar en prácticas corporales y motrices de manera crítica y reflexiva, reconociendo en su realización, la construcción de la propia corporeidad y la de los otros.
  • Adquirir las herramientas necesarias para la construcción autónoma y responsable de su proyecto de vida saludable, apropiándose del conocimiento, práctica y disfrute de actividades físicas lúdicas, deportivas, tomando conciencia de las acciones que favorecen y perjudican el cuidado de la salud.
  • Reconocer en la recreación de la práctica lúdica y deportiva el valor del juego colaborativo, el esfuerzo compartido y la resolución colectiva de problemas.
  • Conocer y apreciar el propio cuerpo en sus posibilidades y limitaciones para afianzar hábitos autónomos de cuidado y salud personales, y de respeto y solidaridad hacia la salud de los otros.

PROYECTO TICS

Este proyecto nace de la creencia fundada de que las implicaciones pedagógicas de Internet y de las TIC modifican los esquemas de la enseñanza presencial, y que su inclusión en el desarrollo de cada curricula como vehículo complementario de la acción docente en el aula, pasa por un proyecto global, es decir, una planificación curricular que incorpore las destrezas, competencias, funcionalidades y nuevos roles de parte de los docentes para su mejor desarrollo

. Además de los tradicionales recursos utilizados en el contexto educativo (libros de texto, recursos sonoros, medios audiovisuales, etc.) en los últimos años las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) van cobrando una mayor influencia en nuestras aulas; nos hemos apoyado en sus herramientas para poder desarrollar nuestras clases de manera dinámica e interactiva. Y aunque en las TIC no está la solución de las dificultades que presenta el proceso de enseñanza-aprendizaje estamos convencidos en el Instituto Marcelino Champagnat en que producen un cambio en la manera en que enseñamos.

Las TIC nos proporcionan múltiples formas de presentar situaciones problemáticas de cada asignatura que les permite a los estudiantes desarrollar estrategias de aprendizajes diversos, mejorando y facilitando la comprensión de los temas abordados.

En el Instituto Marcelino Champagnat sabemos que el uso de estas herramientas no puede sustituir la conceptualización ni los procesos que conllevan la enseñanza de la asignatura, sino, que nos sirve de soporte para lograr un mejor entendimiento de estos.

Como enunciamos anteriormente que ,si bien las TIC no son la solución de las dificultades en los procesos enseñanza-aprendizaje de cada una de las asignaturas, éstas (TIC) son una herramienta potente para motivar al alumnado, aunque lo verdaderamente relevante y determinante será el uso pedagógico que los docentes hagan de ella y abran un espacio en que los estudiantes puedan manipular de manera directa los contenidos abordados, lo cual les permite construir una visión más amplia y profunda de los contenidos de cada asignatura. El uso de las TIC tiene como principal propósito el motivar la participación y el aprendizaje activo de la clase.

Objetivos didácticos a conseguir a través de las nuevas tecnologías.

  • Centrar la enseñanza en quien aprende (alumno), más que en el docente.
  • Familiarizar a todos los alumnos con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
  • Lograr interactividad ya que es un elemento destacable en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y permite al alumno ejercer una acción directa con los contenidos con los que está trabajando y manipularlo con mayor independencia.
  • Incrementar la motivación a través de estas herramientas, haciendo a las asignaturas más interesantes, gratas, y entretenidas, debido a que el canal de comunicación le pertenece al alumno por ser éste nativo digital.
  • Favorecer la participación del alumno respecto al trabajo, aumentando sus posibilidades de convertir la información que han recibido en conocimiento y, en consecuencia, conseguir aprendizajes significativos.
  • Desarrollar las competencias receptivas y productivas de los alumnos con la ayuda de los soportes brindados por las nuevas tecnologías.
  • Potenciar las capacidades de expresión y comprensión a través de la investigación, la reflexión y la producción de distintos trabajos, proyectos y presentaciones.
  • Lograr que los estudiantes puedan observar múltiples representaciones del conocimiento, incluyendo gráficos, hojas de cálculo, representaciones animadas y ecuaciones que le permitan llegar a sus propias conclusiones y confirmarlas.
  • Desarrollar trabajos que reflejen su motivación, su capacidad, su competencia, su creatividad y sus intereses al integrar lo estudiado en otras áreas. Para ello el alumno servirá de los paquetes ofimáticos junto a distintos programas multimediales con sonido, imágenes, videos, etc.
  • Desarrollar estrategias de aprendizaje tales como la planificación, el repaso, la búsqueda, selección y organización de la información en los materiales de referencia.
  • Utilizar la evaluación, la autoevaluación como instrumento de autoconocimiento y auto superación.

CAMPUS VIRTUAL

Atendiendo a las particularidades e intereses de los jóvenes de hoy (nativos digitales), el Instituto Marcelino Champagnat cuenta con un Campus Virtual en el cual se vean plasmados e incorporados los avances y las innovaciones tecnológicas, para dar respuesta a los desafíos que nos impone enseñar y aprender en la sociedad del conocimiento.

A partir del primer día de clase, cada alumno de nuestra Institución puede acceder al Campus Virtual a través de www.institutomarcelinochampagnat.com.ar donde se encuentran alojados material digital creado y/o organizado por nuestros docentes, para explorar información en internet, para publicar y compartir sus propias producciones, para trabajar en red de manera colaborativa y, fundamentalmente, para protagonizar su propio proceso de aprendizaje.

Las aulas virtuales han sido dispuestas para favorecen los cambios en las estrategias de enseñanza, se modifican las dinámicas de las clases, se extienden los escenarios para el aprendizaje, creándose un espacio continuo entre lo aprendido en la escuela en sus clases presenciales y otros espacios como el digital.

El Instituto Marcelino Champagnat cuenta con un espacio especialmente pensado para que los alumnos accedan al material que los docentes de todas las asignaturas desarrollan en las cuales se incorporan ejemplos, ejercicios, animaciones, simulaciones, videos y diferentes recursos multimediales. Estas publicaciones se incorporanen al Campus Virtual del IMC y se constituyen en una poderosa herramienta complementaria para el aprendizaje de los alumnos.

ASPECTOS PEDAGÓGICOS

Es necesario resituar a la educación media como un lugar productivo y de cohesión social, que inicie a los adolescentes y jóvenes en la cultura del trabajo con miras a la proyección de un horizonte a futuro y en relación con las más variadas tareas.

La Educación Secundaria es obligatoria y constituye una unidad pedagógica y organizativa destinada a los adolescentes y jóvenes 11/12 y 17/18 años que hayan cumplido con el nivel de Educación Primaria.

Para la organización curricular de los saberes en el Ciclo Básico y en el Ciclo Orientado, se recuperan los campos de formación de presencia generalizada en los diseños curriculares vigentes, que dotan a las ofertas de un equilibrio acorde con las finalidades de la escolaridad secundaria, al mismo tiempo que garantizan su diferenciación y particularidad:

  • Campo de Formación General.
  • Campo de Formación Específica

El Campo de Formación General incluye el saber acordado socialmente como relevante e indispensable. Refiere a los saberes básicos necesarios para garantizar el conocimiento y la interlocución activa de los adolescentes y jóvenes con la realidad, y también a los que son pilares de instancias formativas posteriores.

El Campo de Formación Específica posibilita ampliar la Formación General en el campo de conocimiento propio de la orientación o modalidad, propiciando una mayor cantidad y profundidad de saberes del área que es propia, acrecentando y especificando en la medida de cada orientación.

La Orientación en Lenguas que se pretende desarrollar abordará los saberes y prácticas referidos a los procesos de apropiación específico de cada lengua-cultura internacional desde un enfoque plurilingüe e intercultural. El Instituto Marcelino Champagnat enfatizará los aspectos lingüísticos pragmáticos, discursivos y socioculturales implicados en el aprendizaje de las lenguas-culturas, a fin de fortalecer en los estudiantes los aprendizajes necesarios para comunicarse, estudiar, trabajar y participar en nuestra sociedad.


Instituto Marcelino Champagnat ©2014
San Pedro y Cid Campeador, Río Tercero, Córdoba, AR
E-mail: informacion@marcelinochampagnat.com.ar
Tel: 03571-429333/502020